Isabel Correa junto Luca Citarella, echan raíces el año 1994 a los pies del Llaima, dando vida a este proyecto concebido para que sus visitantes armonicen, disfruten, se expandan y aprendan, con y de la naturaleza.

La fuerza y energía que se ha invertido en levantar este lugar en medio de la exuberante y siempre imponente naturaleza, ha sido posible por la persistencia y convicción de sus fundadores.

No carente de dificultades ni permanentes desafíos para responder con la calidez y calidad de nuestra atención. El sello de su anfitriona, Isabel Correa, se deja ver en cada detalle decorativo y de gestión de servicio.

Matteo, Martina y Flora Citarella Correa participan en la acogida y atención al cliente, en un cálido ambiente familiar.

GALERIA


:: Volver a Quienes Somos

Share Button