Ahora en la Baita almorzamos al fresco, bajo los coigües y raulíes. Por las tardes, dulce y salado. Y por las noches, un delicioso menú, bajo las estrellas o junto a la chimenea.

Share Button